Blog dedicado a las cosas que gustan, al arte, a la diversión, pero sobre todo a la creatividad.

Página Oficial en Facebook

Choose your lenguage

viernes, 19 de junio de 2015

Posted by K. Marce in , , , , , | 03:39 No comments
Siempre fui una persona aficionada a los perros. La primera vez que adopté un perro yo tenía diez años, nuestra vecina, su perra, tuvo cinco cachorritos y me dejó escoger el primero. Como soy fan de Snoopy, escogí uno blanco con una mancha en la espalda, a quien llame Jack.
Con los años, Jack murió.

Y los años siguieron pasando, y nos hicimos de varios perros, hasta llegar tener cuatro al mismo tiempo, pero otros tantos pasaron a vivir con nosotros. Y tambien muchas camadas.

Pero la camada que no esperabamos tener, apareció en casa. Una gata de la vecina, parió en el techo de mi casa. Con el temor a que cayeran, los colocamos en una cesta esperando que ella viniera por ellos. Al día siguiente lo hizo, pero mi papá estaba en el patio y al verlo salió en veloz carrera. Horas después regresó, nos escondimos para no espantarla; pero apareció el marido de la gata, o el padre de las crías, o el macho alfa, y le ha montado la escena del día: Ha golpeado a la gata, le ha gruñido, la ha amenazado y la arrinconó en una esquina, parecía reclamarle: "Yo no quiero más críos"... Mis vecinos eran amantes de los gatos, tenían según las malas lenguas, dieciséis, así que cuatro más, harían veinte. La vecina no quiso recibirlos. Y por compasión nos quedamos con ellos para al menos dejarlos crecer.

No es fácil ser madre sustituta de cuatro gatitos, comen cada dos horas, con una fórmula especial puesta en biberón. No tenían ni los ojos abiertos cuando su madre, nunca regresó.
Penosamente, las perras de mi casa mataron a una, cuando ella aprendió a caminar y se pasó por debajo de una mesa. Mis perras creyeron que era un juguete, solo la tomaron en el hocico, pero fue suficiente para quitarle la vida.
A la otra hembra, mi mamá la llamo Kitty. Con el tiempo se convirtió en madre. Y nació Hazzah.
Él y su hermano Romeo, eran inseparables, todo el tiempo juntos. Los mejores amigos, y yo ya estaba enamorada de los gatos, sobre todo de ellos. Hazzah tenia la panza muy peluda, con cabellos rizados, con hermosos tonos grises. Mientras Romeo (I) era negro con blanco.

Pero un día, él salió de casa y me lo atropelló un vehículo, partiendole la pata trasera en tres partes, también su columna estaba inflamada. Le llevamos al veterinario y le pusieron un clavo que le sostendría su fino hueso... pero a los días de su operación, mientras se recuperaba en la clínica, falleció. Solo tenía ocho meses de edad.

Todos mis gatos son especiales, a cada uno los he amado; pero Hazzah se me fué cuando todos estabamos peleando por salvarle la pata, nunca pensé que perdería la vida, cuando creí que lo recuperaría. Me dejó el corazón acongojado, no solo a mí sino también a su hermanito Romeo.

Amo a los animales, a todos, pero en especial a los míos.

¡Nos leemos!

Mis hermosos niños...

Search

Bookmark Us

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter