Blog dedicado a las cosas que gustan, al arte, a la diversión, pero sobre todo a la creatividad.

Página Oficial en Facebook

Choose your lenguage

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Posted by K. Marce 15:14 No comments
No se cuando se posteó este artículo, si pertenece a este año o a cualquiera; pero es maravilloso que esto haya ocurrido.

Un niño que en lugar de pedir juegos electrónicos, una versión del más reciente celular, solo tenía un deseo: Leer Libros.

Aquí comparto el enlace que encontré en OKChicas.com, (que de hecho no sé de que se trata, pero quiero adjudicar la fuente)

Este niño no tenía dinero para comprar libros y pidió ayuda



Yo de pequeña tambien anhelaba leer, mi papá compraba esas versiones cortas de libros clásicos de fantasia como Caperucita o Alicia en el pais de las maravillas... cuando estabamos enfermos y debíamos quedarnos en cama. Pero yo de verdad quería un libro, nunca pude comprarme uno por que son muy caros, y no podia costearlos.

Y cada Navidad, estaba en mi listado de "regalos deseados", hasta que recibí a la edad de veinticuatro años mi primer libro: "Cómo un viento recio" de Mel Tari. Un hermoso libro del avivamiento en Indonesia y los milagros que se dieron en esa isla, que practicaba la fe de niños.



Un día tendré la oportunidad de hacerme de una biblioteca, estantes llenos de historias, libros, papel y vida. Por ahora, me conformo con los libros digitales, pero para mi un libro en las manos, ese que podemos olfatear, poner un hermoso marca-páginas y apretarlo al pecho, es una sensación de sosiego que me encanta.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Posted by K. Marce 10:13 No comments




miércoles, 9 de septiembre de 2015

Tiempo sin pasar por el blog, he posteado en mis otros blogs: En Word Press  y en Blogger
Las razones de mi ausencia: dos proyectos personales, se me retó a participar en un concurso literario, que por cincuenta páginas no escritas no pude entrar (me avisaron con un mes de anticipación y eran trescientas páginas), y el proyecto de terminar el "makeover" a mi habitación.

Amo el reciclaje, convertir lo considerado "inservible" y darle una nueva utilidad. En esto difiero de mi hermana que ella su palabra favorita es "compremos", la mía sería "renovemos". Como me gustan las manualidades, he desarrollado cierta habilidad. Adicional que en estos tiempos tenemos la ventaja de buscar a través de la red, cualquier cosa, ya sea en blogs, foros, videos, etc.
Me encanta la página Pinterest, en donde he logrado sacar muchas ideas. Las imágenes aquí pertenecen a un enlace ( Distressed Style) por no contar con muchas fotos propias; pero mi proyecto era: Renovar mi mueblería; una cajonera de cuatro gavetas y una repisa de dos niveles, ambas pintadas con esmalte de bárniz. Luciendo algo como esto:
(Imagen pertenece al Blog de Distrassed Style)
 Lo primero que hice fue eliminar un poco el barníz con una lija suave. También me sirvió para emparejar las esquinas que estaban "mordidas" por mis gatos. (¡Son divinos no es cierto?). Y darle una capa de esmalte de secado rápido. Elegí el color blanco 00.
La única mal foto que tengo del proyecto. Primera capa de pintura.
Pero al secarse, ese espantoso brillo no me gustó para nada. Por lo que me resistí a darle una segunda capa. Buscando en internet descubrí una pintura llamada "Chalk Paint", usada en muebles dejando un lindo acabado. Pero en mi país no se comercializa esa pintura; por lo que buscando encontré que algunas personas "la fabrican" ellos mismos. No logré encontrar la "tiza" como tal, así que como soy atrévida decidí probar con algo diferente: Yeso porcelanizado. Sí ese mismo que se usa para hacer el fraguado en las baldosas o cerámicas. Si lo echaba a perder, no estaría peor a como estaba antes.

La fórmula que intenté fue esta: 1 parte de pintura, con 1/4 de yeso porcelanizado. Traducido a tazas: 1 Taza de pintura, con 1/4 de taza del polvo.  Probé con dos tazas, la cual me sirvió para cubrir la segunda capa de los dos muebles, porque se convierte en una pintura, terriblemente espesa. La consistencia era como una leche condensada espesa, casi como una papilla de bebé.
¡Susto total!, pero descubrí que hay que dar brochazos cortos y extender la pintura uniforme por la superficie; pese a que la fórmula DYI que ofrecen es con pintura acrílica, al no contar con ella, use el mismo esmalte, diluyendo si era necesario con "diluyente", aguarrás o como se le llame en cada región. Yo recomiendo usar la tiza a discresión, dependerá de la espesura de cada marca de pintura. La fórmula original dice acrílica, pero al usar esmalte a mi me ha resultado fácil inclusive para limpiar.
( En el blog de Distressed Syle, utiliza una pintura comercial especificamente formulada).

La pintura es amable, con un secado increíblemente rápido, al tacto en quince minutos se sentía "seca", pero la dejé reposar una hora antes de darle una segunda capa a los espacios que me quedaron sin cubrimiento. (fácilmente detectables porque encontraba esos brillitos espantosos).
Una vez que la pintura secó, decidí probar darle una especie de "antigüedad", no porque me guste mucho el estilo, pero al convertirse en muebles blancos, esos golpes, arrañazos y mordidas, eran evidentes. Así que un envejecimiento le da más caracter. Compré una pintura acrílica (para cuadros) dorada, y con un paño semihumedo, la apliqué a todo el contorno del mueble, haciendo "resaltar" esas imperfecciones. También se puede usar cera de color, lo usual es un color caramelo o café.
Una vez que volvió a secarse, con una lija muy fina (o un estropajo metálico) se procedió a desvastar los bordes de las gavetas, los cantos de las patas, y la chinería del estante. Resaltando el color barniz que había debajo. Un mueble de este tipo es muy caro en una tienda de antigüedades, y a mí no me costó unos $ 10.00 incluyendo la pintura, el yeso, el dorado acrílico y las lijas. (Con sobrantes para otro proyecto :p)

Al finalizar, mi mueble de estantería le coloqué con una serie de "cajas" de tela en donde almaceno mis artículos de manualidades, y el tope de mi cajonera, es la repisa de mis fotos favoritas (mi novio y mi madre (QEPD), así como mis contenedores de maquillaje.
El resultado final... muy parecido a este realizado por Distressed Style, con pintura profesional.
Producto final


Ahora mi cuarto tiene más armonía, ya que tengo otros muebles blancos, al igual que los cortineros y la puerta. Cambié también el espantoso color verde menta (favorito de mi papá) por un tono Beige/Crema claro en las paredes. Los detalles de color, los uso en dósis pequeñas, y nunca colores brillantes porque no me gustan.

Espero que esta idea sea de utilidad. Si desean probarla, haganlo primero en un tablón o artículo de madera pequeño y vean si les agrada, si se sienten cómodos con la fórmula y la técnica. Visiten los links, Inspírense.
Yo creo que me he enamorado de esa pintura, y quiero usarla en todos lados...

¡Hasta la próxima!

Search

Bookmark Us

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter